Tuesday, November 07, 2006

APLICACIÓN


Preservación

En cuanto a los elementos empleados en la agricultura mapuche, es importante destacar el manejo sustentable que hace esta etnia de los recursos naturales en su diaria interacción con el medio ambiente.

Tal como fue previamente descrito, los mapuches interactúan día a día con la naturaleza, obteniendo de ella tanto su alimento, como su vestimenta y medicinas. Es así como resulta de gran importancia el cuidado que tengan sobre el medio ambiente.

Justamente a esto se quería llegar: indiscutiblemente, los mapuches se caracterizan por sus prácticas que, a pesar de ser bastante avanzadas, son completamente amigables con el medio ambiente. Esto ya que sólo así se podrá asegurar el equilibrio en los diferentes ecosistemas y su conservación a futuro.

Sin duda, las prácticas de arado y manejo de la tierra empleados por las distintas tribus, poseen características que impiden la erosión de los suelos, así como la conservación de los mismos.

Es así como en un contexto de evidente deterioro y erosión de gran superficie de suelos a nivel mundial, los mapuches - por medio de herramientas artesanales (poco invasivas), así como de sistemas de arado animal - previenen la compactación de suelos, su consiguiente pérdida de aptitudes agrícolas y la disminución de la concentración de materia orgánica.

Por otro lado, es necesario destacar que las prácticas de arado, además de ser eficientes (por la facilidad con la que pueden llegar a puntos de difícil alcance para la maquinaria pesada), no contaminan el medio ambiente. Esto último no deja de ser relevante si se consideran los fenómenos de cambio climático y calentamiento global que están afectando al mundo y que amenazan con comprometer el bienestar de múltiples ecosistemas a nivel mundial. Éstos serían causados por las continuas emisiones de gases provenientes de los procesos de combustión en autos e industrias.

Por último, en cuanto a la cacería, recolección y crianza de ganado desarrollados por este pueblo, es importante destacar que se ajusta a la demanda local, sin sobrepasarla. Es así como el desarrollo de estas actividades se adecua a las necesidades económicas de las distintas tribus, sin comprometer los recursos naturales en el futuro.

Finalmente, tal como se ha podido demostrar, las prácticas realizadas por el pueblo mapuche en su interacción con los distintos recursos naturales, involucran conductas sumamente amigables con el medio ambiente. Éstas resultan por lo tanto dignas de imitación por el resto de la población, con el fin de aplacar y reestabilizar los múltiples desequilibrios ecosistémicos que aquejan al mundo actual y comprometen el bienestar de las distintas poblaciones a futuro.

Agricultura mapuche y el desarrollo mundial

Como vimos en el contraste de la agricultura mapuche versus el desarrollo mundial, la agricultura esta lejos de los niveles de rendimientos que podemos encontrar a niveles competitivos. Pero también podemos ver que tenemos campos que si no fuese por la erosión, están en mejores condiciones que cualquier predio de alta producción.


Es por esta razón, que más que comparar los sistemas, debemos buscar la forma de homogenizar las metodologías y encontrar en esta unión una nueva forma producción agrícola.


Hoy en día vemos como ha ido tomando fuerza la agricultura orgánica, gracias a las características de sustentabilidad en las que se basa. Tal como lo vemos también en la agricultura mapuche en su forma holística de producir. Quizás en vez de buscar las falencias de su forma de producción, debamos detenernos a pensar en como aprender de ella y como el mundo puede prepararlos para que ellos mejoren.


Se ha visto que uno de los problemas que tienen es el de la erosión, pero si vamos a la raíz, esto es debido a que se les entrego una herramienta, el tractor, pero no se les hizo capacitación alguna para su manejo.

Vemos como a nivel nacional son pocas las iniciativas que hay para su desarrollo y protección. Una forma de ayudar es fomentar su comercio, esto se puede realizar a través capacitaciones, agrupaciones o con cooperativas agrícolas para hacer que su trabajo y producción sean rentables. Mediante procesos tan simples podemos hacer perdurar en el tiempo a ésta, nuestra tribu indígena chilena.

Saturday, October 07, 2006

ANÁLISIS

Elementos de la agricultura mapuche

Como ya fue mencionado anteriormente, los mapuches constituyen una sociedad tribal cuya economía doméstica se basa fundamentalmente en actividades productivas tales como la caza, la pesca y la recolección, así como también en una agricultura y una ganadería autóctonas capaces de satisfacer sus necesidades.

Con respecto a éstos últimos dos aspectos, nos referiremos a ellos a continuación.

En un primer lugar, es importante destacar que la fertilidad del territorio, la cual permite la generación de gran diversidad de recursos, es la que explica fundamentalmente la concentración de la población mapuche en la zona. Es aquí donde la existencia de ríos, lagos, lagunas, así como bosques de araucarias (Araucaria Araucana en Nahuelbuta) y avellanos (Genuina Avellana) permite encontrar peces, aves acuáticas y frutos de alto valor nutritivo, los cuales pueden ser incorporados a la dieta de los indígenas. Por otro lado, es posible agregar a esto la existencia de una gran biodiversidad en la zona, la cual permite la concentración de un gran número de especies que son presas de caza para el pueblo mapuche, entre las cuales se encuentran el guanaco (Lama Guanicoe), el huemul (Hippocamelus Bissulcus) y el pudú (Pudu Pudu).

En cuanto a las características físicas del territorio donde se concentra la población mapuche, éstas favorecen el desarrollo de un sistema de agricultura sustentable, en la cual se aprovechan los claros de bosques y los terrenos fértiles de las vegas con el fin de establecer cultivos, los cuales serían regados gracias a las abundantes lluvias de la región.

Es importante destacar que tanto las chacras como las siembras eran pequeñas y en forma de policultivos, donde en un mismo lugar se cultivaban distintas especies vegetales nativas. Entre las especies cultivadas se encontraban maíz, quinoa, papas, frijoles, madi (Madia Sativa), además de algunas especies de granos actualmente desconocidas tales como el "mango" (Bromus Mango) y la "teca" o "tuca", los cuales cumplían –entre otros- con los requerimientos básicos para la dieta de la tribu.

En cuanto a la calidad de la labranza, tal como el término mapuche lo indica (“gente de tierra”), este pueblo se caracteriza por sus excelentes capacidades agrícolas que les permiten cultivar y aprovechar adecuadamente las cualidades de las fértiles tierras.

En la preparación y siembra de la tierra que se destina a los diferentes cultivos, se utilizaban una serie de herramientas tales como los “hueullos” (especie de pala), azadones, barretas, cuchillones, mazas y palos para plantar, entre otros instrumentos fabricados en madera. Estos permitían aflojar, dar vuelta y moler la tierra con el fin de poder sembrar en ausencia de arado con animales.

En cuanto a la ganadería mapuche, ésta se practicaba en pequeña escala y de acuerdo a los requerimientos de la economía doméstica mapuche. Ésta se basaba principalmente en la crianza de llamas (Lama Lama), las cuales les proporcionan materias primas indispensables para cubrir las necesidades básicas tales como lana, carne, además de ser utilizadas como ofrendas en sacrificios rituales.

Importancia de la agricultura en la vida y cultura popular

"Mapu", quiere decir tierra y "che", gente. Por lo tanto, Mapuche significa "gente de la tierra".

Para los mapuches la tierra trasciende lo económico; tiene que ver con la espiritualidad y la filosofía. La vital relación del mapuche con la tierra, no solo abarca el ámbito de subsistencia material, también encuentra allí su expresión espiritual, su cosmovisión, la forma en que representa al mundo, y su relación con las fuerzas sobrenaturales. Esta relación con su territorio explica su voluntad de independencia, que no en vano mantuvieron durante tres siglos y medio, luchando sin tregua por la libertad.

Los ambientes en los que se desenvolvió la cultura Mapuche en Chile, permitieron el desarrollo de una agricultura en pequeña escala con cultivos de maíz, papa, quinoa, y ají entre otros.

Hoy, la agricultura en pequeña escala constituye la actividad económica fundamental del pueblo mapuche, muy apegado a su tierra, de ahí su búsqueda del equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Esto constituye uno de los principios de sus creencias, apoyado en la idea de la tierra como madre protectora, y sostiene un sistema de salud basado en la medicina natural.

Ventajas y desventajas que implican los diferentes métodos empleados

Como hemos visto las prácticas mapuches se han mantenido relativamente estables a lo largo de los años, siendo muy poco influidas por la cultura del resto del país.

Esto presenta una gran ventaja por la riqueza a nivel cultural que representa la mantención de las costumbres de pueblos ancestrales que nos pueden enseñar muchas cosas. El hecho de mantener relativamente intactas, aunque sea en algunos sectores de nuestro país, las prácticas de lo pueblos originarios, permite a las actuales generaciones valorar y aprender de forma mucho mas concreta de nuestros orígenes además de enseñar e inculcar el respeto que es debido a estas etnias.

Esto último toma especial importancia en la ultima década, ya que el pueblo mapuche se ha visto envuelto en un sinnúmero de polémicas, que con el manejo de los medios, muestra a este pueblo, como conflictivo y casi a un nivel terrorista por la representación de grupos aislados que, muchas veces olvidan sus propios orígenes.
De esta forma se debe buscar mantener la cultura y sabiduría mapuche, e inculcarla en las ciudades, ya que se trata de una etnia que puede aportar mucho a la civilización actual.
En tanto a las prácticas utilizadas en la agricultura mapuche cabe destacar que estas también se han mantenido, muchas veces de forma satisfactoria, pero otras en desmedro del ecosistema.

Dentro de las ventajas de estas prácticas podemos destacar que se trata de una agricultura netamente orgánica, es decir que no se utilizan insumos químicos en su desarrollo. Esto permite evitar problemas como toxicidad en suelos o contaminación de napas freáticas por el uso de agroquímicos durante mucho tiempo o de manera errada. La agricultura mapuche no tiene un impacto grave en el corto plazo en la tierra.

A pesar de no usa maquinaria pesada, los mapuches, por distintas condiciones históricas, se han visto obligados a hacer una agricultura mas bien intensiva en un área muy reducida, tanto a nivel nacional como en cada parcela, donde deben sacar el sustento familiar de un pequeño terreno. En este reducido espacio hace décadas han estado rotando cultivos pero sin la capacitación adecuada para la conservación de los suelos y el debido mantenimiento de estos.

En nuestro país el problema de la erosión del suelo está masificado y es de gran importancia nacional, la conservación de las prácticas usadas por los antiguos mapuches por tanto tiempo, puede ir en desmedro de la política de conservación de suelos, ya que no se tenía el concepto de compactación de suelos ni de pérdida de perfiles superficiales por quemas, barbechos u otras practicas que estos pueblos han llevado a cabo por años.

Actualmente existe programas como “Trafkin” que persiguen la capacitación de pueblos en la Araucanía y permiten la mantención de las costumbres ancestrales mas una debida capacitación para hacer a la agricultura mapuche un recurso mas sustentable para este pueblo y mas beneficioso para el ecosistema.

Impacto ecológico de las prácticas agrícolas

En la actualidad las prácticas agrícolas mapuches son de pequeña escala, teniendo una producción que solamente es para abastecer a su pueblo, existiendo excepciones para los mercados de medicina natural.

Las prácticas agrícolas mapuches no tienen un gran impacto ecológico en el medio ambiente, sin embargo, ha sido necesario fomentarles un método de agricultura sustentable, que permita la permanente existencia y el desarrollo de especies que ellos utilizan y que podrían llegar a estar en peligro de extinción.

Se han implementado planes de acción que consisten en mejores técnicas para el manejo de los recursos, tales como métodos naturales de control de las pestes, creciente diversidad de los cultivos, reducido apoyo en agroquímicos y producción de abono con los residuos de los hogares y los animales. Se han reintroducido cultivos tradicionales como la quinua o kinwa.

Agricultura mapuche y su desarrollo en contraste al desarrollo mundial

Un sistema agropecuario es aquel que tiene al menos uno de sus componentes u objetivos con dimensión agrícola.

Un predio destinado a la producción agropecuaria constituye un sistema dentro del cual pueden distinguirse varios subsistemas agroecológicos. En el cual interactúan factores bióticos y abióticos. El sistema involucra factores tales como Plantas, animales, agricultor suelo, etc., pero incluye en el al agricultor y mantiene una relación estrecha de dependencia mutua.

El mapuche involucra estas creencias en su labor de la agricultura, ya que desde sus orígenes este pueblo venera y ve a la tierra como un elemento sagrado al cual hay que cuidar, y sitúa al hombre como un elemento interno de esta practica. Esto es la cosmovisión de los mapuches, la cual busca ante todo mantener el equilibrio. La visión holística del sistema lo hace formar parte de este.

Los primeros cronistas describen la agricultura mapuche básicamente como trabajo de mujeres, y la alimentación con productos en alta proporción cazados, pescados y recolectados (Bengoa, 1985).

Luego de muchos años fue introducido el arado como avance tecnológico. Este avance fue introducido para poder agregar más zonas a la producción, para de esta forma hacer los predios más rentables. La agricultura es principalmente extensiva, con arado simple de bueyes o en algunos casos tractores. Los cultivos son principalmente de trigo, porotos arvejas, maíz, avena y papas. Contribuyen a su economía las artesanías producidas por el pueblo. La agricultura mapuche esta básicamente dedicada a la producción para el consumo por lo que no genera grandes desarrollos para lograr un nivel productivo competitivo. Ahora si bien han integrado tecnología a sus cultivos no siempre ésta esta bien aplicada, básicamente por el desconocimiento y a las características tradicionalistas de su cultura.

La situación actual del campesinado mapuche es complejo dadas las diferencias con las políticas y prácticas agrícolas tradicionales. Para el pueblo mapuche la tierra brinda todas las riquezas y necesidades, por lo cual la fertilización y la labranza de la tierra no son parte de su cultura, pero la sociedad los ha llevado a actualizarse tecnológicamente para poder producir más y de esta forma mantener sus campos bajos sus posesiones.

Mientras el pueblo mapuche bajo sus creencias y tradiciones realiza una agricultura casera, de subsistencia, el mundo desarrolla cada vez más técnicas que le permitan hacer del agroecosistema un sistema de producción que le permita ser competitivo y poder abastecer la demanda mundial, lo que lo ha llevado a realizar adelantos genéticos y tecnológicos.

Estas diferencias en los sistemas nos muestran una brecha incalculable entre ambos métodos de agricultura. Si bien hoy en día se esta volviendo a tomar en cuenta al sistema como un todo, y dejando de adoptar una visión netamente productiva, hay tecnologías desarrolladas que ahora también se están preocupando del tema de la agricultura sustentable. Esto complementa la visión holística del sistema mapuche con la productividad de la agricultura tradicional.

Thursday, September 07, 2006

INTRODUCCIÓN Y DESCRIPCIÓN


A lo largo de la historia de Chile, el pueblo Mapuche ha sido uno de los grupos indígenas más importantes, representando actualmente cerca de un 26% de la población de la Región de la Araucanía (medio millón de individuos), la cual se concentra en las zona central y sur de nuestro país. Esto es lo que hace que en la actualidad este pueblo represente uno de los pueblos originarios que sobreviven más numerosos.

Los Mapuches se caracterizan fundamentalmente por conservar su lengua y cultura, la cual está fuertemente arraigada a la tierra ("Mapu"), buscando constantemente el equilibrio entre el hombre y la naturaleza. Es justamente este aspecto el que se ve influenciado en su profunda creencia en la tierra como madre protectora, la cual sustenta hierbas medicinales en las cuales se basa todo su sistema de salud.

En cuanto a la actividad económica del pueblo Mapuche, ésta se basa fundamentalemente en la agricultura de pequeña escala, conformándose de cultivos de maíz, papa, quinoa, calabaza y ají entre otros. Por otro lado, la recolección de plantas silvestres, la caza y la cría de llamas y animales menores en el norte, y la pesca y recolección de mariscos en la costa, completan los recursos alimenticios de este pueblo.

En este Blog nos enfocaremos en el tema de la agricultura, lo que ésta significa y cómo se desarrolla en el pueblo Mapuche. Para esto, serán abordadas una serie de temáticas, a través de las cuales se realizará un balance entre las ventajas y desventajas de los distintos métodos empleados en la agricultura mapuche.

A continuación serán mencionados los temas a tratar:

- Descripción de los distintos elementos que conforman la agricultura mapuche.

- Importancia de la agricultura en la vida y cultura popular.

- Ventajas y desventajas que implican los diferentes métodos empleados.

- Impacto ecológico de las prácticas agrícolas.

- Contrastes entre desarrollo de tecnologías en la agricultura mundial y mapuche.

PRESENTACIÓN

Tema

Agricultura Mapuche

Autores

Magdalena Delgado B.
Macarena Maturana H.
Macarena Santa Cruz M.

Carolina Terc T.
Santiago Torres T.